¿Por qué dejan de trabajar las mujeres? El 31% sale para siempre del mundo laboral luego de ser madre

Mother with daughter standing in kitchen. Interior portrait.

Según la Encuesta Voz de Mujer de ComunidadMujer y Banco Interamericano del Desarrollo (BID), realizada con el apoyo técnico y trabajo de campo del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, hay un 30,8% de mujeres que trabajaban antes de tener a su hijo y no vuelven a su fuente laboral.

Si bien las causas son múltiples, como quienes no necesitan volver al trabajo o mujeres que no contaban con un contrato de trabajo al momento de embarazarse, hay quienes trabajan de forma independiente y lo siguen haciendo durante el período de pre y post natal o las mujeres que  deciden comenzar con un emprendimiento.

Hoy cada vez es más común ver mujeres independientes y emprendedoras que trabajan desde sus casas, sin dejar de lado el cuidado de sus hijos.

Ya sea por un tema de superación personal o para aportar a la economía familiar, un grupo importante de mujeres buscan opciones para continuar su ritmo laboral, lo que ha sido posible gracias a los diversos avances tecnológicos y la cada vez más aceptada modalidad de trabajar a distancia, que se traduce en un beneficio tanto para el empleado como para el empleador.

Pablo Mateluna, gerente de Enternet, explica que muchas veces es una mujer la que lleva el control financiero contable en las empresas,  ya sea porque es la dueña, la esposa del dueño o porque trabajan de forma  independiente. “Y una empresa no puede dejar de depender de la persona que le lleva la contabilidad, porque la mayoría de las veces, si esa persona tiene la oportunidad de seguir trabajando de la casa se toma el prenatal o postnatal y sigue llevando los temas financieros, no  sólo la factura o el IVA, sino todo el tema financiero desde su casa”.

Mateluna señala que, dentro de su cartera de clientes, cerca del 70% de las persona a cargo de la contabilidad son mujeres, de la cuales la gran mayoría está en edad fértil, por lo que el tema adquiere gran relevancia.

“La factura digital cuenta con la ventaja que solo se necesita un computador y el certificado digital, además de la confiabilidad en el proceso, lo que lo hace una alternativa fantástica para estas mujeres, porque ahorran tiempo, simplifica el cumplimiento de otras obligaciones tributarias y disminuye el riesgo de pérdida de documentos, además de evitar el almacenamiento de papel, ya que tienes todo el respaldo en formato digital”, indica.

 

Fuente: www.pyme.emol.com

¿Por qué dejan de trabajar las mujeres? El 31% sale para siempre del mundo laboral luego de ser madre

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *